Eurovegas Madrid, casi una realidad

El magnate Sheldon Adelson ya se ve en España. La compañía de la que es propietario, Las Vegas Sands (LVS), hizo público ayer un estudio sobre los «grandes» beneficios que aportarán sus resorts a la industria turística española. Por primera vez, esta  compañía estadounidense, promotora líder en el mundo de resorts integrados, emite un comunicado sobre el impacto que supondría la construcción en España de los doce complejos hoteleros en los que, además, tiene previsto ofrecer instalaciones de ocio y negocios como tiendas, restaurantes, entretenimiento, juego, instalaciones MICE (iniciales en inglés de Reuniones, Incentivos, Exposiciones y Convenciones).

Euro Vegas

Según el estudio llevado a cabo por esta compañía inversora (que ya cuenta con una agencia de comunicación en España con sede en Barcelona)  la «promoción Sands» atraería al país unos 11 millones de turistas únicos y contribuiría a la llegada de un total de 40 millones de visitas diarias, cuando en 2011 España recibió, como cifra récord, un total de 56,7 millones de turistas extranjeros, y en el pasado mes de febrero, la Comunidad de Madrid  batió sus propias marcas al recibir un total de 707.120 visitantes.

La mayor inversión en Europa
Por este motivo, Eurovegas contribuiría a elevar la «reputación del país como un destino turístico de primer nivel» y, añade el informe, produciría un incremento del gasto turístico de «cerca de 15.500 millones de euros durante los próximos 10 o 15 años». Sobre los detalles del diseño del proyecto que Adelson se propuso construir en España en el año 2009 y que la crisis económica había frenado hasta ahora, el comunicado apunta que cada resort sería diseñado «como respuesta única a las necesidades del mercado» y será concebido «para integrarse armónicamente en la ciudad donde se ubique»; una incógnita, la de la ubicación del proyecto, que, por el momento, no desvela, pero que sí ciñe a Madrid o Barcelona.

La empresa añade que «Las Mini Vegas» –como  también se ha llamado al complejo–  ofrecerá además servicios de primer nivel como spas, gimnasios, piscinas y golf, en la línea de lo adelantado por la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, que siempre ha insistido en que en Las Vegas hoy en día el juego representa el 18 por ciento del total de actividades.

Este amplio abanico de servicios requerirán un aumento de oferta de alojamiento superior incluso a la que está proyectada en el complejo (unas 36.000 habitaciones), por lo que se estima que cerca del 17 por ciento de las pernoctaciones de los «usuarios» de Eurovegas tendría que atenderse desde fuera del complejo, con lo que no perjudicaría a la actual oferta de alojamiento.

Además del impacto en el sector hotelero, el informe apunta que, sin incluir el gasto que los visitantes realicen en los casinos integrados en los hoteles, cada persona que acudiera al complejo Eurovegas gastaría de media un 150 por ciento más que la media turística actual en cualquiera de las dos ciudades que compiten por quedarse con el «sueño» de Sheldon Adelson, como el propio magnate ha asegurado en varias ocasiones.

«Además de importantes oportunidades de empleo, nuestra experiencia nos demuestra claramente que los resorts integrados tienen un efecto multiplicador, lo cual, en España, implicaría la expansión de una amplia gama de empresas que nos dieran apoyo, así como un creciente interés y gasto en otras regiones y lugares de España», afirmó ayer Mike Leven, presidente y director de operaciones de Las Vegas Sands.
Aunque el comunicado no hace referencia al número exacto de empleos que podría generar el proyecto, la cifra que se estima es de 260.000 trabajos directos e indirectos.
El primer comunicado de la compañía, propietaria de resorts por todo el mundo, en el que se realiza un estudio sobre su inversión en España, advierte finalmente que los datos ofrecidos podrían variar en función de factores como regulaciones gubernamentales, legalización del juego, tasas de interés o actos terroristas futuros, variables que, algunas de ellas, podrían haberse acordado ya entre los responsables de Las Vegas Sands y el Estado o las comunidades. Y es que, tras la última visita del multimillonario Sheldon Adelson a España, el pasado martes 22, éste aseguró que «ya esta todo listo» para realizar su inversión, e incluso afirmó que ya había obtenido los «acuerdos necesarios» para que su proyecto tuviera éxito. Unos posibles «pactos» que por el momento no han trascendido pero que podrían acabar dando permiso para fumar en los casinos de Eurovegas, ya que éste es uno de los requisitos que Adelson siempre ha señalado como «innegociable».

La ubicación, una incógnita por poco tiempo
«Madrid y Barcelona son las dos ciudades españolas que están siendo consideradas para desarrollar este proyecto». Ésta es la única referencia a la ubicación de Eurovegas que se hace en el comunicado emitido ayer por la compañía estadounidense Las Vegas Sands. Sin embargo, según pudo saber este periódico no queda tanto para que LVS desvele cuál de las dos ciudades tradicionalmente rivales se llevará «el gato al agua», ya que Adelson quiere empezar a trabajr antes de verano. Desde la Comunidad de Madrid se insiste en que la región parte como favorita, cuenta con «bazas» que no tiene Barcelona (como Ifema o Barajas) y lleva más tiempo en esta carrera, ya que Esperanza Aguirre negocia el proyecto desde 2009. Sin embargo, Barcelona tiene atractivos, como la salida al mar, que no se le han escapado a Las Vegas Sands. De hecho, ayer la compañía anunció que el Marina Bay Sands de Singapur (en la imagen), situado a orillas del Mar de China será el modelo.

Singapur, modelo español
El famoso Marina Bay Sands de Singapur, inaugurado en 2010, será «el modelo para el complejo que posiblemente se construirá en España», anunció ayer la compañía inversora.
El país recibió 13,2 millones de visitas el año pasado, un 13% más que los 11,6 millones de personas de 2010. Los turistas gastaron una media de 13.318 millones de euros, un 17% más que los 11.338 millones de euros del año anterior, según datos de  Turismo de Singapur.

Fuente: La Razon

No hay comentarios.

Deja un comentario.